lunes, 26 de noviembre de 2018

Todos los días deberían ser 25-N


Miles de personas salieron ayer a las calles de Madrid y de toda España con una reivindicación común: “ni una más”. Este domingo fue el Día Contra la Violencia hacia las Mujeres y hoy mi pensamiento sigue estando en las víctimas y sus seres queridos. Considero que todos los días deberían ser 25-N. 

Hace 14 años, el PSOE dio un paso fundamental en esta batalla: la aprobación de la Ley Contra la Violencia de Género. Para los socialistas es un objetivo prioritario garantizar una vida libre de violencia para las mujeres. Sin embargo, con el gobierno del PP hemos visto en los últimos años cómo se han recortado fondos en esta materia, algo totalmente inaceptable.

Con la llegada de Pedro Sánchez, en apenas unos meses, se ha vuelto a poner el foco de atención en esta lucha que nos concierne a todos y todas, para proteger la vida de cada una de las mujeres y de sus hijos e hijas. Esta prioridad ha hecho posible, por ejemplo, que los ayuntamientos, el primer recurso para las víctimas, recuperen las competencias en esta materia y que puedan desarrollar programas de promoción de la igualdad y la lucha contra la violencia de género.

Para el PSOE garantizar una vida libre de violencia para las mujeres y sus hijos e hijas es un objetivo prioritario. Condenamos absolutamente todos los actos de violencia contra las mujeres. Además, quiero recordar que “todos los actos” implica no solo los asesinatos machistas, que son la punta del iceberg de la violencia hacia las mujeres, sino también conductas que hay que erradicar, como los mircomachismos, las vejaciones y humillaciones, la brecha de género, las agresiones, etc. No se puede mirar hacia otro lado, no se puede reducir todo al 25-N. La eliminación de la violencia machista debe ser un compromiso social y para todos los días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario