lunes, 4 de junio de 2018

Han ganado la dignidad y la decencia


Con la moción de censura a Mariano Rajoy han ganado la dignidad y la decencia. Cualquier democracia avanzada no puede permitir que gobierne un partido condenado explícitamente por la Justicia. No se podía permitir que Mariano Rajoy continuara siendo presidente del Gobierno por su responsabilidad en un PP que es sinónimo de corrupción.



La incapacidad del PP para reconocer, condenar y luchar contra los actos criminales que la Justicia ha puesto en evidencia, fue lo que encendió la mecha e hizo posible crear un consenso de otra forma imposible entre diferentes fuerzas políticas que, ante todo, tenemos como prioridad que la dignidad vuelva a las instituciones políticas, que llevan demasiado tiempo sufriendo la desconfianza de la ciudadanía. Había que dar un golpe sobre la mesa para defender la democracia en su sentido más amplio, y los socialistas lo hemos hecho usando un instrumento absolutamente legal y legítimo.

Solamente el partido Ciudadanos se ha negado a participar en este consenso democrático contra la corrupción, y se han negado a colaborar en la regeneración de la política española. Ya lo hicieron en la Comunidad de Madrid al seguir apoyando al PP tras la dimisión de Cristina Cifuentes, y también lo han hecho ahora en el Congreso de los Diputados votando que Rajoy y el PP siguieran gobernando a pesar de los graves delitos de corrupción condenados por la Justicia.

El PP se empeña ahora en presentar la moción de censura como una conspiración para ‘romper España’, pero en realidad lo que tratan es que se olvide el porqué de su presentación: para recuperar la dignidad y la decencia en la política española, y precisamente para unir nuestro país en torno a los valores de la democracia. No lo olvidemos jamás.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario