viernes, 11 de noviembre de 2016

Vivir en Alcobendas ya no es lo que era


El próximo martes 15 de noviembre se celebrará el Debate sobre el Estado de la Ciudad. Ese día, el alcalde dirá que Alcobendas es una gran ciudad en la que todo funciona a las mil maravillas básicamente debido a su gestión intachable y excelente. Y tendrá razón, al menos en lo referente a que Alcobendas es una gran ciudad, y yo debo añadir: a pesar de su gestión. Porque vivir hoy en Alcobendas ya no es lo que era tras nueve años de gobierno de Ignacio García de Vinuesa.



Comencemos por un asunto fundamental en cualquier ciudad: la limpieza. Las calles están sucias, da igual de que distrito se esté hablando. Hojas en la acera sin barrer durante días, papeleras sin vaciar, suelos sucios, etc. Una gran ciudad debe estar limpia, no solamente por imagen exterior sino también por respeto a sus propios vecinos. Y es precisamente la falta de una buena imagen lo que está provocando que cada vez más empresas comiencen a mudarse de Alcobendas, hartas de los atascos eternos y cada día más insoportables mientras el alcalde no mueve un dedo por intentar que las administraciones competentes tomen medidas.



Crisis en el pequeño comercio y crisis en el sector empresarial. La consecuencia son menos ingresos para las arcas municipales, en concreto 35 millones menos entre 2011 y 2015. Así es difícil mantener los servicios públicos. ¿Será por eso que cuentan con el dinero que se recaudará a partir de la próxima primavera a través del IBI? Recordemos que se acabó la bonificación que se pidió para que el PP ganara las elecciones en 2015 y ahora toca ponerse al día. Por eso, a pesar de la bajada del tipo, unos 50.000 vecinos y vecinas verán como la factura del IBI será mucho más alta.



Pero todo esto seguramente que no saldrá de boca de nuestro alcalde el próximo día 15, ni tampoco que el nombre de Alcobendas esté cada día más relacionado con los escándalos de los casos Púnica o Gürtel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario