miércoles, 9 de noviembre de 2016

No debemos temer al miedo


El año 2016 está dando muchas sorpresas preocupantes en el ámbito político mundial. El Brexit, la incesante crisis de refugiados que huyen de guerras cada vez más crueles, la división de Europa, el auge de los populismos y ahora la victoria de Trump en los EEUU. El mundo que conocíamos está cambiando y las certezas se están desvaneciendo. Ya no está nada claro que las cosas vayan a ser como habíamos creído que iban a ser.



Hace tan solo nos pocos años todo parecía estar más claro. Se decía a los jóvenes que si estudiaban y no cometían ningún error y eran responsables, serían recompensados con un trabajo y un estilo de vida digno y estable. Nuestros padres conocieron un mundo en el que lo normal era ir prosperando hasta conseguir un pequeño bienestar y en el que sus hijos tendrían un futuro. Ese mundo ya no existe. Llegó la crisis y ahora hay incertidumbre, inseguridad y una percepción de vulnerabilidad que se ve alimentada por la creciente desigualdad social que es consecuencia de las políticas neoliberales en expansión.



La gente tiene miedo y por eso se echa en brazos del populismo y sus recetas demagógicas que alientan el miedo al otro, el miedo a lo diferente y, en definitiva, el miedo a la convivencia democrática. El populismo echa más gasolina al fuego, porque crea más incertidumbre e inseguridad en un mundo que busca respuestas fáciles a problemas muy complejos.



Para vencer a esta ola de populismo debemos vencer al miedo y apostar por la democracia y la convivencia. Los socialistas lo tenemos claro. Nosotros tenemos principios. Apostamos por la libertad, la igualdad de oportunidades, la democracia, la redistribución de la riqueza y la justicia social. Ahora más que nunca hay que reivindicar el socialismo democrático para vencer al miedo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario