lunes, 14 de diciembre de 2015

Los socialistas somos los únicos capaces de luchar para que la desigualdad se acabe

El pasado sábado 12 de diciembre nos visitó en Alcobendas Ángel Gabilondo y celebró con nosotros el acto de campaña del PSOE en nuestra ciudad. Su intervención fue, como siempre, muy emotiva y su mensaje claro: “Siempre ha habido desigualdad, pero nunca tanta”.

Gabilondo recordó que la lucha contra la desigualdad es precisamente la clave de la idea socialista a través de la igualdad de oportunidades, y para ello la educación es la herramienta fundamental: "Educación y cultura, dejen eso a sus hijos".

Pero cuando Gabilondo hizo vibrar el salón del Espacio Miguel Delibes fue cuando nos recordó que “la sangre no es azul, tampoco es naranja, ni tampoco es morada. La sangre es roja, como la nuestra”, y apeló a la necesidad de una mayoría en las urnas para poder transformar la sociedad y alcanzar mayor justicia social: “No queremos un gobierno que ponga tiritas ni apósitos, queremos un gobierno que transforme la sociedad porque nos parece que no es justa, y para poder llevarlo a cabo necesitamos una mayoría”.

Cada día tengo más claro que los únicos que somos capaces de luchar para que la desigualdad se acabe, esa desigualdad que la crisis ha incrementado, somos los socialistas, es Pedro Sánchez desde la Presidencia del Gobierno.

Por eso, el próximo 20 de diciembre es más importante que nunca que los socialistas vayamos a votar, porque somos muchos y vamos a ser muchos más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario