viernes, 17 de octubre de 2014

No hay que dar ni una oportunidad a los corruptos y malversadores

Esta semana he firmado el Código Ético del PSOE, presentado recientemente por el secretario general federal, Pedro Sánchez. Este Código Ético tiene como objetivo hacer público el compromiso de los cargos públicos del PSOE con los principios de la honradez y de la transparencia democrática, principios que apoyo sin fisuras y que considero imprescindibles en política.

Al firmar el documento me comprometo públicamente, entre otras cuestiones, a mantener una conducta íntegra, a que el interés general prevalezca sobre mi interés particular, ya que no concibo mi militancia como un beneficio personal, y en caso de acceder a un cargo público u orgánico del PSOE, me comprometo a ejercerlo de acuerdo con los principios de gobierno abierto: transparencia, participación y colaboración.

Además, me he comprometido a respetar la diversidad social en todas sus dimensiones: cultural, religiosa, de género, de orientación e identidad sexual, funcional, etc, así como a ocupar los cargos públicos con austeridad, honradez, ejemplaridad, eficacia y plena dedicación.

Pincha aquí para ir al enlace del Código Ético del PSOE. 

Los representantes públicos debemos mantener una actitud intachable porque administramos los bienes de todos los ciudadanos y tomamos decisiones que afectan a todos. La confianza es fundamental y por ello debemos dejar claro públicamente que no damos ni una oportunidad a corruptos ni a malversadores del dinero público.


No hay comentarios:

Publicar un comentario