viernes, 28 de marzo de 2014

Un nuevo gasto para los vecinos por culpa de Vinuesa y el PP

El alcalde de Alcobendas y el PP han decidido en el pasado Pleno municipal que los vecinos de muchas mancomunidades de la ciudad tengan que asumir un nuevo gasto para sus bolsillos: el pago del riego de las zonas verdes abiertas al público. García de Vinuesa y el PP han rechazado una Moción del Grupo Socialista que reclamaba que los vecinos no tengan que afrontar este gasto añadido al tratarse del mantenimiento de unos jardines que disfrutan todos los vecinos de la ciudad. Los socialistas estamos recogiendo firmas para que Vinuesa dé marcha atrás.


Como consecuencia del convenio del Ayuntamiento de Alcobendas con el Canal de Isabel II aprobado por la mayoría absoluta del PP en junio de 2012 (y con los votos contrarios del PSOE), un gran número de mancomunidades de vecinos pagarán el riego de las zonas verdes abiertas al público, un gasto que antes recaía en el Ayuntamiento.

Los socialistas defendimos en el Pleno municipal una Moción en la que reclamábamos que los vecinos no tengan que afrontar este gasto añadido al tratarse del mantenimiento de unos jardines que disfrutan todos los vecinos de la ciudad. Sin embargo, el ‘rodillo’ del PP ha propuesto un texto alternativo que consideramos absolutamente rechazable porque no soluciona la verdadera cuestión, que no es otra que evitar que los vecinos tengan que rascarse aún más los bolsillos. 

Se trata de otro gasto más para economías familiares ya muy castigadas. Muchos de los vecinos son mayores que apenas llegan a fin de mes con su pensión. Representantes de estas mancomunidades ya han advertido de que no tienen capacidad económica para afrontar este nuevo gasto. Si el alcalde no recapacita, es muy probable que muchas zonas de Alcobendas se sequen a partir de esta primavera.



Recogida de firmas

Los socialistas de Alcobendas consideramos que se trata de una decisión injusta del alcalde, y por eso estamos recogiendo firmas para demostrarle que la mayoría de los vecinos también consideran que se trata de una injusticia. 

El convenio del Canal con el Ayuntamiento le está saliendo muy caro a los vecinos. Por un lado, se nos cobra un extra en la factura del agua por el mantenimiento del alcantarillado, un trabajo que antes hacían los servicios municipales sin costes añadidos para los vecinos. Por otro lado, las mancomunidades de vecinos con zonas verdes comunes abiertas al público tendrán que pagar su riego, un coste que hasta ahora asumía el Ayuntamiento por entender que estas zonas verdes son de acceso y disfrute público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario