jueves, 7 de noviembre de 2013

El PP mete la tijera en el transporte público entre Madrid y Alcobendas

Desde finales del pasado mes de octubre se ha producido una reducción generalizada de las frecuencias de los autobuses interurbanos que conectan Alcobendas con Madrid. La tijera del PP está llegando también al transporte público que usamos los alcobendenses.

Obligan a que usemos el transporte privado. Pero al mismo tiempo, el alcalde impone un peaje en La Moraleja que lo único que hace es aumentar el atasco en la A-1. Menos autobuses y más atascos: esa es la receta del PP para el transporte de los vecinos de Alcobendas.

Así queda el servicio de las principales líneas de autobús que conectan con Alcobendas:

·    La Línea 159 entre Madrid y el Arroyo de la Vega deja de prestar servicio los sábados, domingos y festivos. Antes de la modificación prestaba servicio cada 40 minutos los fines de semana y festivos.

  • La Línea 157, entre Madrid y el Paseo de la Chopera, los días laborables pasa de tener una frecuencia de 20 minutos a salir cada 30, y los fines de semana sale cada hora en vez de salir cada 30 minutos como antes de la modificación.

  • La Línea 157 C, entre Madrid y Valdelasfuentes, las mañanas de los días laborables pasa de tener una frecuencia de salida de 15 minutos a salir cada 20 o 25 minutos.

  • La Línea 151, entre Madrid y la Avenida de España, pasa a tener una frecuencia los domingos y los festivos de una hora por las mañanas hasta las 11:10 horas, cuando antes de la modificación la frecuencia era de cada 30 minutos.

  • La Línea 153, que parte de Madrid y pasa por Valdelasfuentes, pierde los domingos y festivos su primer autobús, que de ser a las 6:25 horas, pasa a las 7:05 h

  • La Línea 155, entre Madrid y el Soto de la Moraleja, los fines de semana y festivos, pasa de tener una frecuencia de un autobús cada 40 minutos a salir cada hora. Además, se atrasa la salida del primer vehículo hasta las 8:00, cuando antes era a las 7:20 horas.

  • La Línea 180, entre Alcobendas y Algete, pasa a tener una frecuencia de 40 minutos los domingos y festivos, a salir cada hora.

El PP está metiendo la tijera en todos los servicios públicos, también en el transporte. Y lo hace precisamente en un momento en el que se debería apostar por el transporte público antes del privado. Es un ejemplo más de la falta de sensibilidad y de visión del PP, que usa la tijera para recortar el nivel de vida de los ciudadanos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario