viernes, 6 de septiembre de 2013

La educación y la sanidad pública, imprescindibles para una sociedad más justa

Empieza el nuevo curso y el PP sigue con su objetivo de desmantelar los servicios públicos fundamentales para garantizar los derechos de los ciudadanos a una sociedad más justa. La sanidad pública es la que garantiza que toda persona será atendida, independientemente de su nivel adquisitivo. Sin embargo, el PP ha convertido este derecho en un negocio y ha vendido los hospitales de los ciudadanos al mejor postor.

El hospital de referencia de Alcobendas, el Infanta Sofía en San Sebastián de los Reyes, ha sido vendido a la empresa puertorriqueña HIMA San Pablo, aunque los juzgados han decidido suspender cautelarmente esta privatización para evitar “daños irreversibles” a los derechos de los ciudadanos. Es una muy buena noticia que los socialistas celebramos. De hecho, el juzgado dice lo que los socialistas llevamos afirmando desde hace tiempo: que la privatización de los servicios públicos no hace el servicio más rentable para los ciudadanos.

Pero la derecha no va a cejar en su empeño. Nos tememos que este sólo es el primer paso y que el PP planea ir más allá y privatizar también los centros de salud. Los socialistas de Alcobendas ya hemos advertido: denunciaremos en los tribunales al Gobierno del PP si vende nuestros ambulatorios. 

Cada año es más caro escolarizar a los niños

La educación pública también está en el punto de mira del PP. Cada año resulta más caro para las familias escolarizar a sus hijos. El año pasado subieron las tasas de las escuelas infantiles públicas en un 175%, eliminaron las pocas becas para libros de texto y disminuyeron las de comedor. Estudiar, que es un derecho universal reconocido en el artículo 27 de nuestra Constitución, se está convirtiendo en un problema económico para miles de familias, especialmente las golpeadas por la crisis y el desempleo.

Por ejemplo, en Alcobendas la escolarización de cada niño en un centro público cuesta una media de más de 200 euros al mes entre libros, comedor, actividades, etc.  Muchas familias no lo pueden pagar, por lo que los socialistas de Alcobendas queremos que los libros de texto sean gratis. Tenemos un Ayuntamiento con un presupuesto con superávit y queremos que ese dinero vaya a las familias y a garantizar que nadie se quede sin la posibilidad de estudiar, como los miles de estudiantes universitarios que se quedarán fuera en el próximo curso porque el PP ha subido las tasas y eliminado las becas.


Esto es consecuencia de la llamada Ley Wert, que quiere que solamente los hijos de los adinerados puedan estudiar independientemente de sus resultados académicos, mientras que el resto o sacan nota, o deberán dedicarse a otra cosa. Los estudios universitarios son fundamentales para poder optar a mejores empleos, y los socialistas defendemos que todos deben tener las mismas oportunidades para mejorar en sus vidas. Por eso todos deben tener la opción de elegir si estudian o no en la universidad, pero el PP ya ha elegido por todos. En este sentido, los socialistas de Alcobendas le pedimos al alcalde, Ignacio García de Vinuesa, que al menos utilizara el superávit de los presupuestos para ayudar a los estudiantes de nuestra ciudad, pero dijo no.        

No hay comentarios:

Publicar un comentario