jueves, 30 de mayo de 2013

García de Vinuesa ha dicho "NO" a echar una mano a los universitarios amenazados por la subida de las tasas

El alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa, ha dicho “No” a ayudar a los universitarios de la ciudad que sufren las consecuencias de la subida de las tasas provocadas por los recortes del PP. Pero los socialistas no queremos que ningún estudiante debe dejar la universidad por falta de dinero, y Alcobendas tiene recursos. Utilicémoslos.

Por ello los socialistas le preguntamos esta semana en el Pleno municipal si pensaba echar una mano a estos estudiantes y a sus familias para hacer frente a las matrículas, pero García de Vinuesa y el Partido Popular dijeron claramente que “No”.

Ningún universitario debe dejar de serlo porque no tiene dinero para pagar la matrícula. Nadie debe dejar de estudiar por falta de recursos. La subida de las tasas es un ataque directo a la igualdad de oportunidades, a la posibilidad de prosperar y de avanzar gracias al esfuerzo, y no gracias a la cuna.

El Ayuntamiento de Alcobendas es perfectamente capaz de echar una mano a las familias de los universitarios de la ciudad que sufren grandes dificultades para pagar las matriculas tras la subida de las tasas, provocada por los recortes del PP. En este sentido, el ejercicio de 2012 terminó con un superávit de 840.000 euros, más que suficiente para esta y otras muchas ayudas más a los vecinos que más lo necesitan.


García de Vinuesa se equivoca al no poner los recursos de nuestra ciudad a trabajar para ayudar a nuestros vecinos. Y se equivoca más todavía al permitir que muchos universitarios de Alcobendas tengan que dejar sus estudios por falta de recursos. Es un atentado al futuro de nuestra ciudad.

1 comentario:

  1. La derecha de este pais tiene un objetivo muy claro; acabar con la igualdad de oportunidades.
    No pueden tolerar que los hijos de la clase obrera se puedan formar y tengan acceso a los mismos privilegios que ellos han monopolizado durante siglo.
    No pueden tolerar que tengan acceso a puestos de trabajo que han sido históricamente privilegio de la casta caciquil.
    No pueden tolerar que profesiones, de las llamadas liberales, las ejerzamos también los parias.
    No pueden tolerar el estado de bienestar que nos dimos los españoles indultandoles a ellos de todas las atrocidades cometidas durante cuarenta años.
    Y nosotros no podemos permitir que se nos sigan cercenando derechos constitucionales con la aquiescencia de Europa.

    ResponderEliminar