viernes, 22 de febrero de 2013

El alcalde de Alcobendas malgasta recursos públicos para tratar de justificar su ataque a las AMPAS de la ciudad


El Gobierno municipal de Alcobendas nos ha enviado una carta a las madres y padres de los alumnos de las escuelas públicas de la ciudad en la que trata de justificar su ataque a las AMPAS, disfrazando la supresión de las subvenciones de “ayuda directa a las familias”. Esta carta es un ejercicio de la más abyecta demagogia. Lo que tiene que hacer el alcalde es recapacitar y, en el próximo debate de aprobación de los presupuestos locales, devuelver las ayudas a las AMPAS.

La carta está firmada por el concejal de Educación y Deportes, Fernando Martínez, en la que trata de justificar su ataque a las AMPAS de la ciudad a las que han eliminado todas las ayudas para 2013. En la carta, el equipo de Gobierno asegura que el dinero irá a “la ayuda directa de las familias” incrementando las becas de comedor y para libros de texto. Esto es pura demagogia, falsedad y propaganda, ya que lo que no explican es que cada año sobran más de 200.000 euros destinados a becas que no se gastan en ayudar a las familias, sino en otras cuestiones como publicidad y propaganda para el alcalde.

Es decir, la eliminación de las ayudas a las AMPAS no se justifica con el argumento expuesto en la carta, ya que la realidad es que le quitan 87.000 euros a las AMPAS cuando cada año sobra más del doble de esa cantidad que debería ir a becas de libros y de comedor, pero que al final no se gastan con ese fin.

Esta carta es un ejemplo más de la propaganda y del engaño del alcalde Ignacio García de Vinuesa, ya que la razón de que le hayan quitado las ayudas a las AMPAS es simplemente la represalia: por haber apoyado las movilizaciones en defensa de la escuela pública. 

Y ataca a las AMPAS a pesar de que son fundamentales en la educación pública, ya que son ellas las que dan cohesión a los centros, permiten la cooperación entre las escuelas y los padres, y en muchos casos ayudan a las familias en apuros para que sus hijos puedan seguir realizando las actividades escolares.

Esta carta es una vergüenza y un ejemplo de que el Gobierno Municipal se encuentra ante un grave apuro de cara a los vecinos para justificar su ataque a las AMPAS y su fanatismo ideológico. Por eso pedimos, una vez más, la destitución de Fernando Martínez como responsable de Educación del Ayuntamiento.      

No hay comentarios:

Publicar un comentario