sábado, 26 de enero de 2013

4.000 expedientes de la policía municipal sin tramitar por desidia del Ayuntamiento


Esta semana hemos denunciado un escándalo que demuestra que en el Ayuntamiento de Alcobendas reina el caos y la desidia. Hemos conocido que unos 4.000 expedientes de la Policía Local están sin tramitar desde el pasado verano. Son multas, sanciones y otros actos administrativos. Así pues, el trabajo de los agentes de los últimos meses no ha servido para nada y el Ayuntamiento habrá dejado de ingresar miles de euros simplemente porque los responsables no han caído en la cuenta de que en estos meses falta alguien en la ventanilla que tramite estos expedientes. Esto sólo pasa porque en el Ayuntamiento dirigido por Ignacio García de Vinuesa reina la desidia.

El equipo de Gobierno de la ciudad al principio decía que mentimos, pero al poco tiempo han tenido que reconocer que “algo hay”. Pero para nosotros eso no es asumir su responsabilidad. Por eso en el Pleno de la semana que viene preguntaremos oficialmente al alcalde por qué ha podido suceder algo así de grave. ¿Está García de Vinuesa más pendiente de su reelección como líder del PP de Alcobendas que de su ciudad? ¿Pueden los líos internos del PP más que su responsabilidad hacia los ciudadanos?

Una ciudad como Alcobendas no se puede permitir un alcalde que no está centrado en ella. Por eso pasan estas cosas, y otras como el retraso en la presentación de los presupuestos de 2013, que deberían estar ya en vigor. Todas las presentaciones y fotografías que el Ayuntamiento está enseñando estos días, deberían haberse producido hace dos meses para que hoy ya tuviéramos un presupuesto aprobado y funcionado. En la crisis que estamos viviendo necesitamos infundir confianza en los ciudadanos y en las empresas. Para ello es necesario transparencia y puntualidad.

Y es que las chapuzas se pagan. O mejor dicho, tardan en pagarlas, como las ayudas a las asociaciones de mayores de nuestra ciudad. A tres semanas del inicio de 2013 todavía no han recibido las subvenciones correspondientes a 2012. Un escándalo. Así no pueden planificar sus actividades y servir para mantener activos a nuestros mayores, que se merecen nuestro respeto y consideración, no retrasos.

En definitiva, el Ayuntamiento de Alcobendas no está en lo que debe estar. Son tiempos difíciles en los que la desidia y el desgobierno se acaban pagando. En Alcobendas no nos lo podemos permitir ni nos lo merecemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario