domingo, 15 de mayo de 2011

Diario de un candidato. 14 de mayo

Este sábado ha sido un día tranquilo y he podido dedicar más tiempo a mi familia. He estado con mi hija Claudia. Desde que colgaron los carteles de mi candidatura en las farolas, es muy gracioso salir a pasear con ella. A medida que vas andando, ves cómo señala el cartel con su dedito y la oyes decir:


- Papá.


- Papá, no.


- Papá.


- Papá, no.


La verdad es que son muchas las sensaciones que estoy percibiendo desde que iniciamos la campaña electoral. A veces son muy buenas porque siento a la gente muy cercana, muy cariñosa conmigo… y otras me encuentro inquieto, como si tuviera mariposas en el estómago.


Es emocionante salir a la calle al encuentro con los vecinos. Ver su expresión cuando te hablan. Unos te preguntan por un tema que les preocupa y quieren saber cómo pensamos resolverlo los Socialistas si gobernamos nuevamente, otros me piden compromisos o me dicen: Habéis prometido los libros gratis ¡tenéis que cumplirlo! Hay quien prefiere darme ánimos y quien me avisa de que la cosa está difícil.


En fin, ya queda menos para las elecciones municipales. Muy pronto todos dormiremos más tranquilos.


1 comentario:

  1. ¡Qué mejor que desearles a toda esta generación de 'chiquitines' que crezcan, como tantas generaciones lo hemos hecho, sintiéndose orgullosos de la ciudad en dónde viven!

    El lunes comenzará el cambio para que así sea!!

    ResponderEliminar