jueves, 18 de noviembre de 2010

La fiesta de los vecinos

Después de cinco años de construcción, el proyecto socialista para la nueva Casa de la Cultura, ahora rebautizada como centro de arte, acaba de abrir sus puertas. Y lo ha hecho al más puro estilo 'Popular', es decir, derrochando el dinero de los vecinos en un concierto privado de Ainhoa Arteta al que sólo pudieron acudir unos cuantos afortunados amigos del alcalde, Ignacio García de Vinuesa.


La broma nos ha costado la friolera de 40.000 euros, es decir, cada entrada regalada por el señor Vinuesa costaba 115 euros del dinero de todos, por eso los concejales de la Oposición nos negamos a ir y dejamos nuestras butacas vacías en protesta por este gasto innecesario y excesivo que demuestra cómo es la austeridad del señor alcalde en tiempos de crisis. Una vez más, el dinero de los vecinos se gasta para beneficiar a unos pocos que, incluso, me atrevería a decir que no viven en Alcobendas.


Y, mientras tanto, los vecinos de toda la vida, aquellos que pagan puntualmente sus impuestos, se han tenido que conformar con un recorrido por el centro en los días de puertas abiertas, como si no tuviesen tiempo de conocerlo cuando acudan a disfrutar de su actividad.


Otro de los beneficiados con este proyecto socialista ha sido el aparato publicitario del alcalde que, sin hacer nada, se ha encontrado con un atractivo despliegue en los medios de comunicación reconociendo y valorando esta construcción sostenible y equilibrada que pusimos en marcha para revitalizar el Barrio Centro y de la que nos sentimos muy orgullosos.


Como no podía ser menos, Doña Esperanza y su cohorte de consejeros se presentaron en Alcobendas a bordo de una caravana de coches oficiales y acompañados por la prensa. Eso sí, se vino con Tita Cervera, imagino que en su doble condición de ilustre vecina y propietaria del Museo Thyssen-Bornemisza, la cosa iba de arte.


Pero, el hombre propone y... una inesperada protesta lo descompone. El señor Vinuesa se encontró con la ruidosa queja de los trabajadores municipales porque no les parece nada bien la privatización de los servicios del centro. Y, como es habitual en nuestro alcalde, no supo encajar bien el golpe. Claro que él insiste en que el centro no se ha privatizado y su concejal de Personal dice que sí en declaraciones a Ser Madrid Norte, aunque lo llama externalización.


La protesta continuó por la tarde. Los invitados 'vip' hicieron su paseíllo por la alfombra roja para asistir a la 'fiesta de los vecinos', mientras que 300 trabajadores del Ayuntamiento manifestaban su disconformidad a las puertas del centro. Ni la lluvia le habría aguado tanto la fiesta al señor Vinuesa. No nos merecemos este alcalde.


 








 

El Centro 'feng shui' de Arte. Artículo publicado en El País, Madrid, el 16/11/2010

3 comentarios:

  1. Después de recibir el Sietedías de esta semana, los guionistas vuelven a la carga (porque será que están tan nerviosos) un tal "Alfredo" nos cuenta que tropezó con nosotros que estábamos repartiendo un panfleto contando que iban a cambiar la historia de Alcobendas. Bueno querido “Alfredo” los panfletos como tú dices, no dicen que vais a cambiar Alcobendas, decimos que ya lo estáis cambiando no se respetan acuerdos tomados en pleno y firmados por tu partido sobre la casa de la cultura “Carlos Muñoz Ruiz” también comentas que tu partido antepone Alcobendas al partido yo supongo que el guion te lo imponen o eres “disléxico” que cambias el sentido de las cosas, si según tu antepones primero Alcobendas al partido cómo no tenemos los centros de salud prometidos en marcha (El que está construido lo ha pagado Zapatero PLAN E) esos colegios, bueno más fácil alguna obra nueva para el pueblo. No tendría mi ordenador capacidad para almacenar los desastres de este Alcalde. Por último escribo estas líneas en tu Blog Rafa porque en el Sietedias no me dejan.

    ResponderEliminar
  2. Es como si los vecinos fuéramos de otro mundo. Me recuerda el trato diferenciado y vejatorio que se produce en la película "Los Santos Inocentes" por parte de los señoritos a los vecinos de la finca.

    Ya que el Pappa en su incultura dice que España ha vuelto a los años 30, puede que con este alcalde hayamos vuelto a la época predemocrática

    ResponderEliminar
  3. Resulta ridículo ver a Vinuesa desgañitarse con este -¡Venís a estropear la fiesta de los ciudadanos de Alcobendas!-,
    pero, ¿qué fiesta Ignacio? ¿Una fiesta de los vecinos, sin los vecinos, pero a costa de los vecinos? No por más repetir una mentira, se convierte en verdad.

    Lo confieso, a Vinuesa jamás le he podido ver como a un político. No porque seamos biológicamente distintos, como espetó una vez, tengo motivos mucho más realistas para pensar eso.
    Siempre me ha chocado el hecho de verle postularse para nuestra alcaldía. De todos es sabido que quiso segregar (independizar) parte del territorio de nuestra ciudad.
    Ahora bien, el Vinuesa interesado en la alcaldía de Alcobendas, hizo uso del “donde dije digo, digo Diego” en declaraciones publicadas en El País de 1999:
    “yo lo consideré, y lo sigo manteniendo, como un mero gesto de protesta más, como cuando se corta una carretera para pedir algún tipo de medida”
    “Ni entonces pensaba, y ahora mucho menos, que tenga sentido alguno que La Moraleja pueda llegar a ser independiente, de ninguna manera”

    No se debe olvidar que su firma permanece, cual insulto, en ese expediente de segregación archivado en el Ayuntamiento. Sepan que de no ser porque les faltaron firmas, esa tropelía, se hubiera llevado a cabo.
    Ya sólo ese hecho tan despreciable, debiera haber sido suficiente para ilegitimar a su persona para ser alcalde de los ciudadanos de Alcobendas.

    Entonces, me surge una duda, ¿qué poderoso interés le movió para querer ser el alcalde de unos ciudadanos a los cuales se enfrentó y quiso separar años atrás?
    ¿Acaso se descubrió vocación de servidor público?
    ¿Ha visto la luz?
    Ya desde el principio de su legislatura, quedó claro que los vecinos le motivamos poco. Sirva como ejemplo para ver que así sigue siendo, la noticia de esta entrada. Así que de vocación por el servicio público como que nada de nada, ¿entonces?
    En serio que esta pregunta que me hago, viendo las últimas noticias de Vinuesa, me preocupan enormemente.

    Ya sólo le queda el SietedíaS para seguir con su política de maquillar todo lo que hace, a la vista de los ciudadanos. Me duele considerar al SietedíaS como a una ex-revista convertida en un códice que hay que conocer cómo descifrar. Aunque tampoco es que sea muy complicado ya que si escriben, por ejemplo, que no echan a unos vecinos a la calle en Valdelasfuentes, hay que interpretar y saber que a muchos vecinos les van a echar a la calle de sus casas, como lamentablemente así sucedió hace más de un año.

    Así que fíjense, la semana pasada publicaron que a la gestión del gobierno Vinuesa, los ciudadanos, les hemos dado un Notable…

    Estoy convencida, ¡qué digo!, convencidísima de que lo de olvidar a la ciudadanía, en los próximos meses, se revertirá. Entonces asistiremos al mayor ejercicio de cinismo jamás visto en nuestra ciudad y es que acuérdense, ¡las elecciones están a la vuelta!

    Siento que Vinuesa ha hecho realidad con nosotros algo que iba implícito en ese sueño de segregacionismo y es que él se veía con el mando de una ciudad para convertirla en su coto privado y azul. Alcobendas no puede seguir permitiéndose el aplacar esa frustración originada en 1994 por este señor.

    ResponderEliminar