miércoles, 16 de diciembre de 2009

Una vuelta de tuerca más


Para la Caverna, mediática o no, todo vale para desacreditar a los trabajadores y a sus legítimos representantes. Alguien debería recordarles que los sindicatos son organizaciones democráticas formadas por trabajadoras y trabajadores que defienden sus intereses profesionales, económicos y sociales. Se les olvida que es la propia Constitución Española de 1978, esa que “tanto” parecen respetar, quien reconoce la libertad sindical como un derecho fundamental (art. 28.1).


Pues bien, para la Caverna estos “matices” carecen de importancia y por eso han iniciado una campaña para ridiculizar y desacreditar a los sindicatos, acusando a muchos trabajadores de vivir del cuento y elaborando un discurso fanático y de un extremismo ideológico que les sitúa a la derecha de la derecha.


Para los jóvenes y no tan jóvenes, los colectivos de mujeres y de inmigrantes, los representantes del mundo de la enseñanza y de la cultura… en definitiva, para los más de 40.000 ciudadanos y ciudadanas que acudimos el pasado sábado a la manifestación de UGT y CC.OO. es un insulto y un auténtico agravio que el ente público Telemadrid manipule su información y nos compare con quienes acudían a los actos de la dictadura franquista en la Plaza de Oriente.


Es un insulto que el ente autonómico y su “dueña” hablen de “turismo de manifestantes, como en los viejos tiempos de la dictadura”. No podemos consentir que la presidenta de una comunidad autónoma como la de Madrid ridiculice a todo aquel que no piensa como ella y que declare “estoy muy contenta de que vengan a Madrid porque hacen grandes gastos en tiendas y restaurantes”.


Cada vez es más necesario desenmascarar a estos políticos del Antiguo Régimen y denunciar sus actitudes beligerantes y autoritarias, porque lo único que buscan es desgastar a las organizaciones, incluso instituciones, que les impidan llevar a cabo sus intereses. En este caso, se trata de sacar adelante una reforma laboral neoconservadora que conlleva el abaratamiento del despido. La propia Aguirre lo ha declarado en Telemadrid ”hay que liberalizar la contratación prescindiendo de los convenios colectivos y permitiendo que cada jefe imponga “lo que crea” en el contrato”. No les gustan los derechos.







Telemadrid, programa siete días (12 diciembre 2009)

7 comentarios:

  1. Por desgracia los sindicatos no ayudan a los trabajadores, solamente a los que están afiliados a ellos. Y tampoco es así, ya que el dinero de muchas de las actividades (como cursos de formación) es de todos. Si no cambian ellos nunca se les tomará en serio.

    ResponderEliminar
  2. Lamento que con mis impuestos se insulte a los representantes de los trabajadores, pero lamento más que algunos trabajadores lo justifiquen. A mi lo que me parece realmente sangrante es que este individuo entre a valorar la gestión económica de los sindicatos pero no cuestione la deuda que tiene el presidente de la patronal, 26 millones y medio de euros por impago de creditos y seguridad social. Nosotros los trabajadores no hemos creado la crisis, la han creado algunos los empresarios, financieros y banqueros con su ambición, negligencia, falta de escrupulos y desconsideración a los ciudadanos.

    ResponderEliminar
  3. Por no hablar de la deuda de Telemadrid.
    Seguro que la culpa también es de Zapatero que asfixia a Madrid.
    ¡nosajodío la marquesa!

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, acabo de entrar en la página de salvemostelemadrid.es y sería interesante que el impresentable de Ovies, explicara si además de las cestas de navidad que recibe del Partido Popular, recibe alguna otra gratificación, en forma de promesa para un cargo si las cosas vienen mal dadas.
    Por ejemplo en algún ayuntamiento amigo como el de Vinue S.A.
    ¡nos a jodío la Marquesa! (y el arquitecto también).

    ResponderEliminar
  5. Cada vez me cuesta más mantener la calma con vilezas como ésta. El problema es que el tal ¿¿¿señor??? Ovies ya hizo lo mismo cuando era director del Centro Territorial de TVE en Asturias. Entonces los trabajadores exigieron su dimisión por su información del primer aniversario del 11-M, por difundir un falso asalto a la sede del PP de Oviedo y por la manipulación descarada de las imágenes de la huelga del 20-J de 2002 a Aznar, cuando emitió las del día anterior al paro y así dar sensación de normalidad. Lo bueno de hoy en día es que, antes o después, todo se sabe.
    Pesebreros como este Ovies sólo piensan en volver a atarlo todo como con Franco, porque a ellos no les gusta ni la verdad, ni la libertad de expresión, ni la Democracia. Son más de mentir, levantar falso testimonio y aprovecharse de la situación en beneficio propio. No hay más que ver lo que Rajoy y sus chicos entienden por sentido de Estado.

    ResponderEliminar
  6. ¡Ay de aquellos y aquellas miserables que ofenden a los legitimos representantes de la clase trabajadora! ¡Ay de aquellos y aquellas sinverguenzas que con el unico animo de defender a los poderosos y poderosas pretenden desprestigiar a quien lleva tantos años dia a dia defendiendo los intereses de los obreros y obreras de este pais! Porque es cierto que El vendra, y sacudira cielo y tierra, ordenara a las fuerzas de la razon y de la naturaleza a que se manifiesten y obrara el milagro de.....volver a conseguir que España siga siendo socilaista, que Madrid vuelva a serlo y que Alcobendas recupere el papel que le corresponde en nuestro entorno con un Alcalde progresista y socialista. Por cierto, ¡Viva la UGT!

    ResponderEliminar
  7. Como se puede ser tan impresentable,detesto la Cadena Telemadrid estoy afiliado a UGT, hace muchos años, conozco gente que se ha dejado el pellejo luchando contra esta gente fascista donde los haya, y la clase trabajadora ha conseguido sus derechos a base de lucha continua, con mucho esfuerzo y dejando mucho en el camino.
    Compañeros, esto es inadmisible algo se debe de hacer, conta estos energumenos del PP.
    fELIZ AÑO A TODOS.

    ResponderEliminar