domingo, 6 de diciembre de 2009

31 años de la Constitución del consenso


La reforma política iniciada en 1977 abrió el proceso histórico de la Transición española y la aprobación de la Constitución de 1978, un texto que logra el consenso constitucional, restaura la monarquía borbónica, la asunción de los valores parlamentarios y el Estado de Derecho. Y que 31 años después nos ha convertido en testigos de la libertad con la que dos jóvenes se expresan en el Congreso, la casa de todos, algo que hace años no hubiéramos podido imaginar.


Pero las cosas no siempre han sido tan fáciles, y eso que la España de los siglos XIX y XX son un ejemplo de constitucionalismo desde las Cortes de Cádiz que, en 1812, terminan con el absolutismo y dan luz verde a un texto que reconoce la libertad civil, la propiedad, la igualdad de las personas en causas civiles y criminales, el sufragio activo, la libertad de expresión y la importancia de la enseñanza y la instrucción pública para todos.



Más adelante, con la Constitución de 1837, España recupera la soberanía nacional y los derechos del texto gaditano. El nuevo texto es reformado en 1845 y convertido en otro más restrictivo que aumenta el poder del rey, pero que, once años después, un acta adicional incluye principios progresistas.



Sin embargo, las verdaderas constituciones democráticas llegaron a partir de la elaborada a petición del general Serrano, en 1869, que establecía la soberanía nacional, garantizaba el ejercicio de cualquier religión y hablaba del sufragio universal masculino en su art. 21. En 1873, la I República elaboró un proyecto de constitución federal que no llegó a promulgarse, pero que definía España como una república federal con diecisiete estados con constitución propia y un sistema de división de competencias entre la Federación y los estados. Y en 1931 y mediante unas elecciones municipales, nació la Constitución española de la II República que, por primera vez, renuncia a la guerra como forma de resolución de conflictos internacionales, incluye un Tribunal de Garantías Constitucionales y la descentralización del Estado en comunidades autónomas, un anticipo de nuestra Constitución actual.


http://www.elplural.com/politica/detail.php?id=40994

2 comentarios:

  1. Buenas tardes a todos:
    Siento discrepar contigo, pero nuestra Constitución, que yo acato, más que generar consenso fue un trágala para muchos españoles que vieron restituir la Monarquía Borbónica y no la República, sistema político derrocado por el Dictador.
    Eran lentejas, o los españoles se comían ese plato o no verían la democracia.
    Hubo unos que tuvieron que renunciar mucho más que otros.
    Por ejemplo, los familiares de los represaliados por Franco cuyos restos siguen estando en cunetas repartidas por toda España.
    Mientras no se abran las fosas, no se cerrarán las heridas y, desgraciadamente, como hemos visto en el ejemplo que nos muestras la semilla del odio sigue instalada en nuestro país con jóvenes, bien "amaestrados", que no creen en derechos democráticos como el derecho de representación sindical. ¡Una pena!
    Quién decidió el sistema político en España no fue el pueblo español votando "nuestra" Constitución, fue el dictador que antes de morirse de viejo en una cama dejó todo "atado y bien atado".
    Ni yo por mi edad ni tú Rafael, porque eres más joven que yo, votamos esa Constitución. La Constitución se votó hace 31 años. Por tanto una gran parte de los españoles nos guiamos por una Constitución que ni siquiera hemos votado. ¿Qué pasaría si se repitiera el Referéndum?
    Yo mantengo mi esperanza en que, algún día, España será un verdadero Estado democrático en el que podamos elegir a nuestra máxima autoridad (como Francia o Estados Unidos), seremos ciudadanos y no súbditos (que eso es la Monarquía), y los distintos pueblos que en ella habitan elegirán libremente cómo quieren relacionarse entre sí (lo de las Autonomías sí que es una solución imaginativa de ingeniería política).
    Estoy convencido que ¡A LA TERCERA VA LA VENCIDA!.
    Feliz día de la Constitución (mejor ésta que el Fuero de los Españoles).
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Estimado alcobendense,

    Incluso estando de acuerdo con lo que dices, quiero que pienses que estos tiempos nada tienen que ver con los que vivimos en el 78. Yo sí voté en el referéndum de la Constitución y aquello fue para mí una victoria y un paso de gigante frente al oscurantismo, la prohibición, la ley de vagos y maleantes y el aislamiento en el que vivíamos en España.
    Aquel día fue una fiesta para la gente de izquierdas, a pesar de que se trataba de un "pequeño" avance más entre los que llegaban con cuentagotas tras la muerte del dictador -como muy bien dices, en la cama-: la legalización del Partido Comunista, el "consenso" de la Constitución, su referéndum, las primeras elecciones democráticas...
    Estoy contigo en que las heridas no se van a cerrar hasta que no se haga justicia a todos los represaliados, pero es que la normalidad democrática de un país es un proceso largo y difícil y más el nuestro con una iglesia católica repleta de obispos fanáticos que añoran a Franco y un Partido Popular que se viste de demócrata y enarbola la bandera de una Constitución que ni siquiera votó.
    Yo también quiero más, entre otras cosas, porque llevo años esperando para conseguirlo, pero creo que es una tarea de todos y, por desgracia, no todos lo jóvenes son como estos chicos, sean o no discípulos aventajados de Aguirre. Por desgracia, en nuestro país se lleva practicando un premeditado y elaborado descrédito de la Política, desde determinados estamentos, partidos políticos, e incluso medios de comunicación. Prefiero no pensar en las razones aunque las puedo imaginar.
    Gente como tú, con las ideas claras, son las que deberían coger el testigo para conseguir algún día que este país sea mejor, porque sigue habiendo muchos a los que les gusta enturbiarlo todo en su beneficio y ahora sí tenemos libertad para desenmascararles y "echarles" y seguir trabajando para avanzar en el compromiso, la igualdad y la pluralidad. Salud y República.

    ResponderEliminar