jueves, 19 de noviembre de 2009

El derecho a la salud de nuestros hijos



Ser padre es una decisión importante que crea responsabilidades y, en un sinfín de momentos, grandes satisfacciones. El problema es que, a veces, las propias instituciones públicas te complican la tarea impidiendo a tus hijos tener cubiertas necesidades fundamentales, como el derecho a la salud.



En el caso de la Comunidad de Madrid, y más concretamente en la zona norte, esta situación se repite una y otra vez a causa de la escasez de pediatras con la que nos castiga la mala política sanitaria de Esperanza Aguirre, basada en la privatización de la gestión y del servicio de Pediatría y en la merma de recursos humanos y económicos, tanto en centros de Atención Primaria como en las Urgencias del Hospital Infanta Sofía.



Lo más triste de esta realidad es que nadie escapa a sus efectos y menos aún los niños, que son los más vulnerables.
Por eso, los Socialistas presentamos una moción en el último Pleno municipal, pidiendo al alcalde que reclame a la presidenta regional mayor calidad en los servicios de Pediatría. Pues bien, aunque parezca imposible, tanto el señor Vinuesa como su equipo se negaron a aprobar la moción y, aún más increíble, justificaron su irresponsabilidad y su huída hacia delante asegurando que el servicio de Pediatría ha mejorado y es correcto.



Es evidente que esta actitud demuestra tres cosas: el Partido Popular no cree en el Sistema Público de Salud y por eso no lo utiliza, tiene un absoluto desconocimiento de la realidad sanitaria de Alcobendas y, por último, obedece las órdenes de Esperanza Aguirre, sin cuestionárselas y sin analizar si perjudican a los vecinos de esta ciudad.



Estoy convencido de que muchos de los que leéis este blog y tenéis hijos pequeños sabéis de lo que estoy hablando. Al igual que mi mujer y yo, habréis pasado horas en las Urgencias del hospital, en medio de la noche, contando los minutos para que atendieran a vuestra criatura, con una fiebre altísima y llorando desamparada. Seguramente, también habréis llamado a pedir cita en Atención Primaria y os la han dado para uno o dos días después. Son las consecuencias de la congestión de los servicios de Pediatría de Centros de Salud como el de Valdavia y Miraflores. Por una sanidad pública y de calidad. No nos merecemos este alcalde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario