martes, 26 de mayo de 2009

El valor de una vida

 


Si eres de los que creemos que una vida humana es mucho más valiosa que un barril de petróleo o un pedazo de tierra, escucha esta excelente canción de la compositora y cantante estadounidense Pink. Su título Dear Mr. President.


 

http://www.youtube.com/watch?v=g8yasoBCJ0Q&eurl

4 comentarios:

  1. Querido hermano, como desde hace ya muchos años, seguiremos caminando juntos.
    Desde el respeto a la diferencia de todo tipo, seguiremos caminando juntos.
    Y en la victoria sin revanchas o en la derrota sin lagrimas, tu y yo seguiremos juntos.
    Eres una persona decente y un ejemplo para mi.
    musus
    txilli

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por esta canción de Pink que no conocía, esa carta abierta que podríamos enviar a mas de uno...
    Gracias de nuevo

    ResponderEliminar
  3. Es una canción emotiva y el video aun mas. Hace que se te ponga la piel de gallina y en algunos momentos te de ganas de llorar para personas que tenemos sensibilidad.
    Esta claro que este no es el caso de Bush que empezo una terrible guerra y tuvo uno de los mandatos mas horribles de E.E.U.U.
    Mencionando un ejemplo mas cercano el señor Aznar, que nos metio en una guerra en la cual los Españoles no queriamos estar.
    Desgraciadamente muchas personas pasan necesidades en el mundo, por eso tenemos que dar las gracias de tener muchas necesidades básicas cubiertas, que cadavez que se asoma la derecha disminuyen o desaparecen.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena, pero a mi me recuerda a Ansar, a l@s de las teorías neoliberales, a l@s mentiros@s y a l@s que se enriquecen a costa de los demás.

    No estaríamos en este crisis si los personejes anteriores nunca hubieran existido y seguro que viviríamos en un mundo mas justo,

    Con más servicios sociales,
    Sin ladrones que se embolsan el dinero que pagamos con los impuestos,
    Sin estafadores que roban los ahorros a los trabajadores y los colocan en paraisos fiscales.
    A los que hacen negocios sucios a costa de los demas,
    A los que aceptan regalos,
    A los que conceden negocios a los amiguetes

    Condena absoluta a todos ellos y vayamos a las urnas a que se vayan dando cuenta que no tienen cabida en nuestra sociedad

    ResponderEliminar