martes, 10 de julio de 2018

Termina la crisis, pero el PP sigue recortando


La crisis ha terminado, al menos eso dicen los expertos. Las instituciones han dejado de recortar en gasto y empiezan las inversiones, y más que llegarán en la víspera del año electoral 2019. Sin embargo, en Alcobendas la tijera sigue activa. Con la boca cerrada, en absoluto silencio, el PP y Vinuesa han seguido recortando dinero en los servicios públicos cuando la crisis ya ha pasado.

Los datos los proporcionan las memorias oficiales de los patronatos municipales: entre los años 2015 y 2017 el gasto por habitante del Ayuntamiento de Alcobendas destinado al Patronato Sociocultural ha descendido en un 23,5%. No es un recorte cualquiera, ya que afecta, por ejemplo, a la Formación y Orientación para el Empleo, el Apoyo Psicopedagógico, las mediatecas o las escuelas infantiles. También, hay recortes en el Patronato Municipal de Deportes. En concreto, el PP ha recortado uno de cada tres euros destinados al deporte en Alcobendas: 75 euros menos por persona.

La tijera del PP sigue funcionando en Alcobendas y siempre en los servicios públicos. La consecuencia es que, poco a poco, los envidiables servicios municipales de nuestra ciudad están perdiendo calidad y los vecinos y vecinas lo notan. ¿Cómo si no se puede explicar que entre 2016 y 2017 se haya reducido la afluencia a los centros de mayores en casi 74.000 usos? Alcobendas está en una decadencia lenta pero constante desde que gobiernan el PP y su tijera.

miércoles, 4 de julio de 2018

2015-2018: Tres años perdidos para Alcobendas


En el pasado Pleno municipal los socialistas hicimos balance de los últimos tres años de gobierno del PP en Alcobendas. Es un gobierno fruto de un pacto entre el Partido Popular y Ciudadanos, que no ha traído ninguna ventaja a la ciudad ni a sus vecinos y vecinas.

Por ejemplo, en este tiempo, resulta evidente que nuestra ciudad ha perdido atractivo empresarial. A pesar de la incipiente recuperación económica, Valdelacasa sigue sin despuntar, no hay un proyecto definitivo. Tampoco ha supuesto un revulsivo democrático, ya que son casi 40 las mociones que, una vez aprobadas por este pleno, han sido ignoradas por el gobierno: de algunas se ha mofado y otras directamente las ha guardado en el cajón. Y a la hora de crear nuevas infraestructuras, no ha habido ningún movimiento por parte de este gobierno para solicitar un instituto de FP hasta hace pocos meses, cuando el PSOE trajo al pleno una moción.

Y por último, Alcobendas tampoco crece porque el PP no quiere negociar, ni siquiera con Ciudadanos, solo quieren imponer los Carriles, un poco maquillados pero tan pelotazo urbanístico como siempre. El PP de Alcobendas solo ha estado preocupado por ese punto en toda la legislatura, y, a pesar de los esfuerzos de los demás partidos por cambiarlo y reducirlo, el señor Vinuesa prefiere tener paralizada la ciudad a cambiar los Carriles.

El acuerdo de Gobierno entre PP y Ciudadanos en Alcobendas nació muerto, porque el PP así lo quiso. No ha servido para relanzar nuestra ciudad, ni ha traído ese tiempo nuevo que todos querríamos. Han sido tres años perdidos para Alcobendas.

Aquí te dejo mi intervención íntegra en el Pleno:

miércoles, 13 de junio de 2018

La igualdad real es una obligación


La sociedad española ha expresado su opinión: la igualdad real entre hombres y mujeres ya no es una opción, se ha convertido en una obligación. El pasado 8 de marzo cientos de miles de mujeres en todo el país, de todas las edades y de toda condición, dijeron ‘basta ya’ a la discriminación por género. Dijeron que ‘ya está bien’ de que una mujer cobre menos sueldo que un hombre por el mismo trabajo, que las tareas domésticas solo recaigan en la espalda de la mujer, que las oportunidades sonrían más a los hombres y que muchas mujeres sean consideradas solamente un objeto sexual. Y también han dicho ‘basta ya’ a la violencia machista que sigue asesinando a decenas de mujeres en España, y ‘no es no’ ante el acoso y la violencia sexual.

Las mujeres son la mitad de nuestra sociedad y están luchando para ocupar el espacio que les corresponde en esta democracia. Las instituciones públicas tienen el deber no solo de impulsar, sino ya de ejercer y practicar la igualdad real que demanda la sociedad, y el Ayuntamiento de Alcobendas no debe ser menos.

Los socialistas estamos colaborando con lealtad y entusiasmo en todas las iniciativas que tienen como objeto ejercer desde la política la igualdad. Por ejemplo, estamos implicados de manera activa en dar a conocer el Pacto Social por el fin de la Violencia contra la Mujer de Alcobendas, sumando adhesiones para crear una mayoría clara que se compromete a plantar cara a la violencia machista, y dejar claro a los maltratadores que son cada día menos, una minoría indeseable que tiene los días contados.

También colaboramos en las mesas de diálogo que tienen como objeto adaptar nuestra ciudad a la nueva realidad social. Por ejemplo, aumentando el número de calles con nombre de mujer. En el Distrito Norte de nuestra ciudad solamente hay seis calles con nombre femenino. Ya es hora de adaptar el callejero a la realidad.

lunes, 4 de junio de 2018

Han ganado la dignidad y la decencia


Con la moción de censura a Mariano Rajoy han ganado la dignidad y la decencia. Cualquier democracia avanzada no puede permitir que gobierne un partido condenado explícitamente por la Justicia. No se podía permitir que Mariano Rajoy continuara siendo presidente del Gobierno por su responsabilidad en un PP que es sinónimo de corrupción.



La incapacidad del PP para reconocer, condenar y luchar contra los actos criminales que la Justicia ha puesto en evidencia, fue lo que encendió la mecha e hizo posible crear un consenso de otra forma imposible entre diferentes fuerzas políticas que, ante todo, tenemos como prioridad que la dignidad vuelva a las instituciones políticas, que llevan demasiado tiempo sufriendo la desconfianza de la ciudadanía. Había que dar un golpe sobre la mesa para defender la democracia en su sentido más amplio, y los socialistas lo hemos hecho usando un instrumento absolutamente legal y legítimo.

Solamente el partido Ciudadanos se ha negado a participar en este consenso democrático contra la corrupción, y se han negado a colaborar en la regeneración de la política española. Ya lo hicieron en la Comunidad de Madrid al seguir apoyando al PP tras la dimisión de Cristina Cifuentes, y también lo han hecho ahora en el Congreso de los Diputados votando que Rajoy y el PP siguieran gobernando a pesar de los graves delitos de corrupción condenados por la Justicia.

El PP se empeña ahora en presentar la moción de censura como una conspiración para ‘romper España’, pero en realidad lo que tratan es que se olvide el porqué de su presentación: para recuperar la dignidad y la decencia en la política española, y precisamente para unir nuestro país en torno a los valores de la democracia. No lo olvidemos jamás.  

martes, 22 de mayo de 2018

Un año para poner fin a la era Vinuesa

En un año se celebrarán elecciones municipales y hay muchas posibilidades de que los vecinos y vecinas pongan fin a la era Vinuesa y del PP al frente del Ayuntamiento. Más de una década en el poder ha dejado al actual equipo de Gobierno sin más ideas para el futuro de nuestra ciudad. La hora del cambio ha llegado.

Los socialistas somos la alternativa más sólida y solvente por tres motivos: ya demostramos en el pasado que somos capaces de hacer que Alcobendas y sus vecinos y vecinas prosperen y que, entre todos, podamos disfrutar de una gran ciudad que sabe distribuir su riqueza entre sus vecinos. 

Los socialistas ofrecemos, además, un equipo muy capaz de personas jóvenes con mucha ilusión y experiencia, dispuesto a tomar el relevo a un PP que ya no ofrece nada nuevo. Y somos la alternativa real frente a unas derechas que, a pesar de sus discursos, se están uniendo, como demuestran a la hora de la verdad los pactos de Gobierno entre PP y Ciudadanos, tanto en la Comunidad de Madrid como en Alcobendas.

En un año volvemos a votar. Y las urnas serán las que decidan el papel que jugará cada partido en el futuro. Los socialistas estamos trabajando duro para merecer la confianza de nuestros vecinos y vecinas.